Genes, Cáncer y Alimentos

genetica cáncer y dieta

El investigador y profesor de la universidad del estado de Washington, Gary Meadow, acaba de publicar un estudio sobre los posibles efectos que pueden provocar los nutrientes y fitoquímicos en el mecanismo de propagación de las células cancerosas. En palabras del profesor:

Muchos investigadores están centrando sus esfuerzos en encontrar una fármaco, una solución mágica capaz de prevenir la enfermedad y bloquear los procesos tumorales del cáncer. Sin embargo estamos rodeados de estas sustancias, se encuentran en ciertos alimentos que podemos comer y que están a nuestro alcance.

La importancia del proceso de metástasis

La principal causa de fallecimiento de los enfermos de cáncer es el proceso de metástasis. En el trabajo recientemente publicado en la revista médica Cancer and Metastasis Review, Meadows establece un enfoque diferente sobre el tema y aparentemente también lógico, basado en los efectos que tienen ciertos compuestos para activar o desactivar los genes bloqueadores del proceso de metástasis. El investigador señala que la mayoría de los estudios realizados hasta el momento se centran en los tumores, sin embargo, lo que provoca la mayoría de fallecimientos de los enfermos de cáncer no es el tumor en sí, sino su propagación a otros órganos, proceso conocido como metástasis.

Ya se conocían los efectos beneficiosos de ciertas sustancias fitoquímicas presentes en frutas y verduras, capaces de interferir en los procesos cancerosos. Sin embargo, no se había estudiado el impacto que podían tener estas sustancias en los mecanismos de activación de los genes bloqueadores de metástasis. En esta línea, el trabajo publicado recientemente por el investigador americano trata de documentar los posibles efectos que pueden ofrecer docenas de compuestos presenten en alimentos de origen vegetal, desde la vitamina D hasta el extracto de ginseng pasando por la curcumina y el licopeno del tomate.

cancer genes y alimentacion relacion

Conclusiones

Según Meadows, lo que comemos puede activar o desactivar los mecanismos genéticos capaces de bloquear la metástasis, mecanismos que hasta el momento han sido muy poco estudiado desde un punto de vista de la nutrición. También afirma que probablemente existan otros muchos compuestos capaces de activar los genes bloqueadores de la metástasis, y que no han sido analizados todavía. Los procesos cancerosos evolucionan en un medio determinado, nuestro organismo, y son vulnerables a los cambios que se produzcan en el mismo según la alimentación y el estilo de vida que llevemos.

Referencias: Washington State University, News Center

Leave a Reply