Enfermedades autoinmunes y alimentación

enfermedades autoinmunes y alimentacion

Falta de interés de los médicos en la alimentación

Es sorprendente la falta de interés que la mayoría de reumatólogos y otros especialistas  muestran a la hora de establecer pautas de alimentación para un paciente autoinmune.

La medicina descuida la alimentación. Parece como si esta ciencia girara alrededor de los fármacos descuidando el potencial que tiene la nutrición para tratar a un paciente autoinmune.  Se ha comprobado repetidas veces que una dieta adecuada puede solucionar definitivamente los síntomas que presentan algunas enfermedades autoinmunes.

Medicinas y más medicinas. Sin embargo  la mayoría de médicos insisten en recetar inflamatorios e inmunosupresores como único tratamiento para este tipo de enfermedades, muchos de los cuales han demostrado una  eficacia limitada. Más preocupantes son los efectos secundarios que presentan  en el medio y largo plazo.

Investigar en Medicamentos o en Soluciones

La ciencia médica del mundo occidental centra la mayor parte de sus esfuerzos en investigar nuevos medicamentos como si éstos fueran la única opción a la hora de tratar este tipo de enfermedades.

Por qué se investiga tan poco en alimentación. Algunos opinan que son los intereses de la industria farmacéutica los que juegan un papel decisivo a la hora de fijar las estrategias de investigación; otros que simplemente estamos ante una tradición cultural y profesional rígida  de las autoridades académicas, que insisten en no utilizar otros recursos que no sean los medicamentos.

Hablando con los Médicos sobre Nutrición

Los síntomas de una enfermedad autoinmune. Muchas de las enfermedades autoinmunes se manifiestan en forma de brotes que se presentan y desaparecen una y otra vez. Estos pacientes pueden encontrarse perfectamente un día y días más tarde, sin razón aparente, sufrir un dolor insoportable en las articulaciones o una inflamación aguda en cualquier otra parte del cuerpo.  Cuando esto ocurre el médico tiene  que tratar el brote con los medios que tiene a su alcance. Principalmente la medicación, bien sea para paliar el dolor o evitar daños mayores.

Pero la  cuestión a la que nos estamos refiriendo es diferente. ¿Cuántas veces sucede que el médico propone un cambio radical en la alimentación para tratar de evitar que estos brotes vuelvan a aparecer?. Sin embargo, muchos de estos pacientes son capaces de relacionar la activación de sus síntomas con factores ambientales como el estrés, cambios de tiempo o el comer ciertos alimentos.

La actitud de muchos médicos. La mayoría de los profesionales de la medicina no prestan atención a este tipo de circunstancias. Pueden llegar  incluso a  irritarse si un paciente le menciona la posibilidad de llevar una alimentación natural como posible solución al problema. Es más, si adoptamos un sistema de alimentación adecuado por nuestra cuenta y conseguimos resultados positivos,  al volver a la consulta del médico para contarle los resultados puede que nos reciba con falta de interés, limitándose a expresar una y otra vez que no se ha demostrado suficientemente una relación causa-efecto entre alimentación y enfermedades reumáticas.

Alimentación y Enfermedades Autoinmunes

Una alimentación adecuada puede ser no sólo una solución sino, hoy por hoy, la única oportunidad que muchos  pacientes de enfermedades autoinmunes tienen para vivir una vida mejor sin necesidad de tomar medicación. Evidentemente éste no es ún protocolo 100% eficaz para todas las enfermedades  y enfermos reumáticos. Pero en muchos casos se trata de  una solución efectiva.  En cualquier caso, el adoptar una dieta natural adaptada al paciente en cuestión puede ser de gran ayuda para reducir la intensidad y frecuencia de las inflamaciones producidas por este tipo de enfermedades.

Por qué es tan importante la alimentación en las enfermedades autoinmunes

Alimentos y digestión. Las enfermedades autoinmunes se caracterizan por un comportamiento desordenado de nuestro sistema inmunitario. Al comer alimentos ingerimos  sustancias tóxicas, proteinas y péptidos que entran en contacto con nuestro sistema circulatorio a través del sistema digestivo . Sus efectos en el sistema inmunitario pueden variar según la persona y la edad.

Los alimentos y el sistema inmunitario. Estas sustancias pueden tener un papel decisivo a la hora de activar los síntomas de la enfermedad, provocando una respuesta demasiado agresiva de nuestro sistema inmunitario. Siendo los alimentos la vía de contacto más importante que tiene nuestro cuerpo  con el exterior,  no es de extrañar que también sean uno de los factores más importantes que condicionan la manifestación de una enfermedad autoinmune.

Leave a Reply