Uncategorized

Tipos de fitoquimicos

Las Frutas y verduras contienen unas sustancias muy beneficiosas para la salud que le confieren sus propiedades naturales de color, sabor y olor. Se trata de moléculas que originalmente ejercen para la planta una función antibacteriana, fungicida e insecticida. Pero también son beneficiosas para el organismo humano. Recientes estudios muestran la efectividad de estos compuestos para prevenir el cáncer y otras enfermedades crónicas.

Tipos. Existe una amplia variedad de fitoquímicos en la naturaleza. Los principales grupos son las Familias de los Polifenoles, Terpenos, Saponinas y Compuestos azufrados.

Polifenoles

Las principales fuentes de polifenoles son el té, vino, bayas, chocolate y cacao, nueces, granada y otras frutas y verduras. Los Polifenoles pueden clasificarse en Flavonoides, Ácidos Fenólicos y No flavonoides.

Los Flavonoides pueden ser de muchos tipos y estar presente en muchos alimentos diferentes. Estas sustancias son potentes anticancerígenos. Además son beneficiosas para prevenir la diabetes, enfermedades cardiovasculares y otras patologías. En el siguiente enlace puedes leer más información sobre los flavonoides. Las principales subclases de Flavonoides son:

  • Antocianinas. Son las responsables del color rojo, azul o violeta de muchas frutas como los arándanos, ciruelas, moras, manzanas rojas, cereza, frambuesa, sandía, ciruela pasa, maracuyá, higos, fresas, granada, frambuesas, uva negra y cereza. También se pueden encontrar en verduras como el rábano, tomate, pimiento rojo, berenjena, remolacha y col lombarda.
  • Isoflavonas. Se les atribuye la capacidad de regular el equilibrio hormonal en mujeres, y en última instancia ayudan a prevenir la osteoporosis y el cáncer de mama. La mayor fuente de isoflavonas es la soja aunque también podemos encontrarlas en mucha menor cantidad en otras legumbres como judías o lentejas. Las principales isoflavonas de la soja son la genisteína y la daidzeína, mientras que la gliciteína está presente en menor cantidad.
  • Taninos. Tienen un efecto astringente, antiinflamatorio y antioxidante en el organismo. Provocan un sabor amargo y seco en el paladar que se percibe sobretodo en la fruta verde. A medida que ésta madura disminuyen los niveles de taninos o se enmascaran por el sabor dulce de la fruta. En dosis altas los taninos se consideran antinutritivos porque pueden dificultar la absorción de hierro y proteínas. Los taninos están presentes en importantes cantidades en el vino tinto, café, té, espinacas y algunas frutas como la granada, pasas, caquis, manzana y membrillo.
  • Otros flavonoides son las flavonas, flavanoles, flavononas y flavonoles.

Los Ácidos  Fenólicos cuyos grupos principales son los hidroxicinamatos y los hidroxibenzoatos.

Los No flavonoides son los estilbenos, cumarinas y lignanos.

Terpenos

Los Carotenoides son pigmentos orgánicos responsables del color rojo, amarillo o anaranjado de muchos alimentos vegetales. Tienen una función antioxidante en el organismo. Existen cerca de 700 compuestos de este grupo siendo el betacaroteno, licopeno, luteína y  zeaxtina los más estudiados.

  • Betacaroteno. Además de su función antioxidante tiene la virtud de poder transformarse en vitamina A. Las zanahorias son ricas en Betacaroteno.
  • Licopeno. Se trata de uno de los antioxidantes más eficientes. El tomate es rico en licopeno.
  • Luteína y zeaxtina. Ayudan a proteger diversos trastornos oculares, se encuentran sobretodo en la yema de huevo.

Monoterpenos. Se trata de una clase de terpenos que forma parte de los aceites esenciales de hierbas y especias.

Compuestos Azufrados

El sulfuros de alilo es un compuesto azufrado responsable del aroma picante que desprende el ajo al trocearlo.

Saponinas

Las saponinas pueden ser esteroides o triterpenoides vegetales. Se utilizan para mejorar el estado de los bronquios en casos de asma, catarros o bronquitis. Sin embargo, las saponinas a altas dosis pueden provocar una irritación de la mucosa intestinal.

Leave a Reply