Uncategorized

Qué es el sodio

El sodio es el mineral más abundante de la sangre y los líquidos que rodean las células. La sal que se añade a los alimentos como condimento es el Cloruro sódico que contiene un 40% de sodio. Habitualmente el sodio consumido sobrepasa las cantidades que necesitamos. Los problemas que plantea un consumo excesivo de sodio se manifiestan en el largo plazo, siendo la hipertensión arterial el más frecuente y potencialmente también el más peligroso para la salud.

Funciones

Para que el Sodio realice su función de forma eficaz debe existir un equilibrio entre los niveles de Sodio y Potasio en el organismo. Entre sus funciones destaca:

  • Desempeña un papel esencial en el mantenimiento del equilibrio de los distintos líquidos.
  • Participa en la hidratación de las células.
  • Es necesario para la transmisión del impulso nervioso y la excitación normal de los músculos.
  • Regula el volumen de sangre en el organismo.

Necesidades de Sodio

Fuentes. El sodio que ingerimos puede provenir directamente de los alimentos (aproxímadamente un 60%) o por la sal añadida que se usa para sazonar, cocer o conservar (el 40% restante).

Exceso. Habitualmente, el sodio consumido sobrepasa casi siempre las necesidades del organismo. Las necesidades de una persona normal son del orden de 1 o 2 gramos al día mientras que la aportación de una alimentación normal es de 4 a 6 gramos diarios.

Exceso de Sodio

El sodio que consumimos en exceso se elimina a través de la orina, pudiendo someter a un esfuerzo excesivo a los riñones. En menor medida también se elimina a través de las heces y el sudor.

Problemas de salud. La hipertensión arterial es el principal problema que puede provocar un consumo excesivo y continuado de sal. En el siguiente enlace puedes consultar más información sobre los riesgos de la sal para la salud. La retención de líquidos es otro problema que puede plantear el consumo en exceso de sodio.

  • Hipertensión arterial. El sodio contribuye a la retención del agua propiciando un mayor volumen de sangre y por lo tanto un aumento de la presión.
  • Retención de líquidos. La retención de líquidos se considera como un factor de riesgo para la osteoporosis debido a una mayor eliminación de calcio con la orina. También se relaciona con problemas hepáticos y renales

Cambiar los hábitos. Por este motivo es aconsejable combatir el hábito de añádir sal a las comidas. La mejor forma de evitar esta costumbre es educar a los niños y tratando de cambiar esta costumbre en los adultos.

Alimentos con mucho Sodio

Alimentos frescos. Los alimentos frescos que más destacan por su contenido en sodio son de origen animal como la leche, huevos, carnes y pescados. Por su parte, los alimentos de origen vegetal también aportan cierta cantidad de este mineral. El agua del grifo puede aportar una cantidad importante de sodio pudiendo llegar hasta el 10 por cien del total consumido.

Alimentos procesados. En cualquier caso los alimentos más ricos en Sodio son los procesados o envasados como encurtidos, patatas fritas, platos preparados, fiambres, conservas de pescado, etc.

Falta o Carencia de Sodio

La carencia de sodio es muy poco habitual pero puede darse en personas que sufren de diarrea prolongada con importante pérdida de líquidos. Los síntomas más frecuentes de un estado carencial de sodio son la bajada de tensión, visión borrosa, mareos y sensación de vértigo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.