Uncategorized

Salsa de soja. Propiedades y tipos

La salsa de soja forma parte de la alimentación diaria en Japón y otros países de Asia, donde constituye el principal condimento de su cocina. Tiene un papel similar a la sal en Occidente. Ofrece un sabor acentuado pero al mismo tiempo realza el sabor de los alimentos que acompaña. Existen muchos tipos de salsa de soja pero todas tienen un proceso de elaboración común: la fermentación de las habas de soja con la ayuda de un hongo.

Tipos de salsa de soja y elaboración

Elaboración. La salsa de soja se elabora con habas de soja cocidas y fermentadas con un hongo microscópico, el Aspergillus sojae. El moho se multiplica y produce enzimas que propician esta fermentación. Se le añade sal marina y agua y se deja madurar la mezcla durante algún tiempo. El moho convierte las proteínas de la soja en aminoácidos. Este proceso le da a la salsa de soja su color y sabor característico.

Tipos. Existen distintos tipos de salsa de soja según los ingredientes utilizados para elaborarla. Los principales son:

  • Tamari. Se elabora sólo con habas de soja, agua y sal. Por lo tanto es apta para celiacos e intolerantes al trigo.
  • Shoyu. Consiste en una mezcla de habas de soja y trigo molido. En este caso el trigo se fermenta y produce azúcar, proporcionando a la mezcla un sabor ligeramente dulce. Contiene gluten y no es apta para celiacos.
  • Teriyaki. Que incluye otros ingredientes como el azúcar y el vinagre.

Compra y Conservación

El etiquetado de este tipo de producto es muchas veces confuso al no especificar el tipo de salsa: Tamari, Shoyu o Teriyaki. Por lo tanto es aconsejable leer los ingredientes en la etiqueta.

Elegir bien. Conviene comprar una salsa de soja de calidad descartando aquellos productos con trigo en caso de celiaquía. Tampoco es recomendable que la salsa contenga un exceso de aditivos o ingredientes artificiales en su composición. Por último, es preferible elegir  salsas sin colorantes y potenciadores de sabor.

Conservación. Una vez abierto el envase la salsa puede conservarse en frigorífico varias semanas.

Propiedades de la salsa de soja

Alto contenido en Sodio. Todas las salsas de soja presentan el inconveniente de ser ricas en sodio porque la sal es un ingrediente necesario para su elaboración. Por lo tanto no es recomendable para personas con hipertensión o personas que siguen una dieta baja en sodio.

Propiedades nutricionales. La soja es una excelente fuente de proteínas de buena calidad. Aporta minerales y vitaminas como ácido fólico, vitamina B3 y vitamina E. Además es la principal fuente de isoflavonas, compuestos que tiene una función protectora para algunos tipos de cáncer como el de mama y próstata.

Celiacos. Algunos tipos de salsa de soja no son aptos para celiacos, tal y como comentábamos anteriormente. En el mundo occidental se comercializa sobretodo la salsa de soja shoyu que contiene trigo pero también es posible encontrar salsa de soja sin gluten en algunas tiendas especializadas.

Digestiva. Como la mayoría de productos fermentados la salsa de soja favorece la absorción de nutrientes y facilita la digestión.

Salsa de soja en cocina

Esta salsa puede utilizarse como sustituto de la sal y permite condimentar todo tipo de platos: Verduras, carnes, pescados, algas y otros derivados de la soja como el tofu. También puede utilizarse como ingrediente para elaborar otras salsas.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.