Uncategorized

Salsa de soja con miel

De pequeños nos solíamos decantar por los sabores dulces del chocolate y las golosinas. De mayores nos llama la atención el sabor agridulce de los platos típicos en algunos restaurantes asiáticos. Aprender a hacer una salsa con estos sabores es muy fácil. Si en cualquier momento quieres combinar un arroz tres delicias, un plato de carne o unas verduras asadas tienes la solución perfecta en menos de cinco minutos. Una salsa natural, riquísima y hecha en un santiamén.

La receta de hoy puede considerarse una simple técnica de cocina muy útil y práctica. Para prepararla sólo necesitas salsa de soja, miel y agua. En el mercado puedes encontrar muchos tipos de salsa de soja, lo importante es elegir una con ingredientes naturales y que no sea demasiado salada. Si eres celiaco o intolerante al gluten deberás fijarte que no tenga trigo. Existen muchos tipos de salsas de soja en el mercado y lo ideal sería elegir una de buena calidad. En cuanto a la miel puedes elegir el tipo que más te guste. Una alternativa que se está poniendo de moda es el sirope de agave, un endulzante natural con un índice glucémico bajo.

Ingredientes

  • Una cucharada sopera de salsa de soja.
  • Una cucharada sopera de miel.
  • 50 ml. de agua. Aproximadamente una cuarta parte de un vaso normal

 Elaboración

Mezcla bien todos los ingredientes en un bowl

Deja reducir en una sarten
A fuego lento, hasta que tome la textura deseada. En el siguiente enlace puedes consultar una receta de brochetas de tempe glaseado con esta salsa. En este caso, al tratarse de un glaseado dejamos reducir la salsa al máximo. Si vas a utilizar la receta de hoy como una salsa más deberás apagar el fuego antes.

Espero que te decidas pronto a intentar la receta, que te guste y la repitas muchas veces. Como habrás podido ver se hace casi sin pensar.

Leave a Reply