Uncategorized

Salsa de naranja picante y dulce

Personalmente me atraen los platos originales, sabrosas y fáciles. La receta de hoy cumple los requisitos. Para empezar se prepara con zumo de naranja, lo ideal es exprimirla al momento pero si te resulta difícil encontrar naranjas por no ser temporada, puedes recurrir a zumo de naranja envasado. Hoy en día se venden zumos de buena calidad, sólo hay que vigilar que sea exprimido (no procedente de concentrado) y sin azúcar ni otros aditivos.

Para darle un toque de emoción a nuestra salsa le añadimos un poco de de guindilla picada y jengibre. Esta mezcla puede parecer atrevida pero se ha utilizado muchas veces en cocina con un resultado sensacional.

El jengibre es una raíz que se utiliza muchísimo en Asia y que se está extendiendo rápidamente por el resto del mundo. Se trata de un condimento muy reconocido por sus propiedades digestivas y antiinflamatorias. También está indicado para prevenir algunos tipos de cáncer y para personas con reuma o enfermedades autoinmunes.

Con esta salsa de naranja picante y dulce podemos glasear platos de verdura o de carne. En la fotografía que mostramos hemos elegido unas láminas de tempe. Espero que te guste y que nos des ideas para glasear otros ingredientes con la salsa.

Ingredientes

  • Zumo de dos naranjas. Si no consigues naranjas puedes utilizar un vaso grande de zumo.
  • Dos cucharadas soperas de miel. En esta ocasión hemos utilizado miel de flores de bosque pero puedes añadir el tipo que más te guste, si tiene un sabor dulce acentuado mejor.
  • Una cucharada sopera de aceite de oliva. En este caso hemos utilizado aceite de oliva virgen por sus propiedades saludables. Desde el punto de vista del sabor  podemos añadir un aceite de oliva refinado, presenta la ventaja de tener un sabor más neutro.
  • Dos cucharadas soperas de zumo de limón. Recién exprimido.
  • Media cucharadita de guindilla picada. La cantidad se puede ajustar según el gusto de cada uno por el picante. En caso de duda mejor moderarse, el sabor picante de la guindilla se acentúa con el calor.
  • Una cucharada de jengibre fresco rayado.

 Elaboración

  • Mezclar todos los ingredientes de la salsa.
  • Calentar a fuego lento en una sartén. Si lo que queremos es glasear un alimento,lo cocinaremos antes en la sartén o en el horno
  • Dejar reducir la salsa hasta que tome una consistencia caramelizada.
  • Servir. Espero tus ideas, sugerencias y consejos para disfrutar mejor de esta salsa con un toque picante y dulce a la vez. Que la disfrutes.

Leave a Reply