Uncategorized

Por qué es bueno beber mucha agua

¿Por qué es importante estar hidratado?

Hidratarse es esencial para nuestra salud porque muchas funciones de nuestro cuerpo requieren de una cantidad suficiente de agua.

El agua es necesaria para eliminar toxinas y productos de desecho. Sus propiedades como disolvente universal facilita la eliminación de estas sustancias innecesarias y muchas veces perjudiciales.

Regula la Temperatura corporal. El agua absorbe los cambios de temperatura del cuerpo haciendo que se libere el exceso de calor con la transpiración.

Genera distintos fluidos necesarios para el buen funcionamiento del sistema nervioso central y digestivo, entre otros.

A nivel celular el agua es un componente muy importante para el funcionamiento químico de las células. Permite transportar los nutrientes y eliminar los productos de desecho que éstas producen.

Cuanta agua necesito beber al día

Existen muchas formas de beber agua. El consumo de frutas y verduras con alto contenido en agua y la gran variedad de líquidos y bebidas disponibles en forma de zumos, infusiones o caldos también nos ayudan a estar hidratado.

La necesidad de agua dependerá de muchos factores: El sexo, la edad, el esfuerzo físico que se realice, las condiciones de temperatura y humedad, una enfermedad o el metabolismo pueden hacer variar  las necesidades de agua de una persona.

Mujeres y Hombres. Se estima que las mujeres necesitan una media de más de 2 litros y medio al día mientras que los hombres una media de 3 litros y medio.

La edad es un factor importante. Las personas mayores suelen tener menor sensación de sed y por lo tanto corren más riesgo de deshidratarse. Los niños pequeños son otro grupo de riesgo porque suelen tener el sentido de la sed poco desarrollado.

El Ejercicio físico y las altas temperaturas son dos factores que hacen aumentar la sudoración incrementando las necesidades de líquido, especialmente si concurren al mismo tiempo.

Las personas enfermas suelen necesitar un mayor aporte de líquidos. Estar hidratados les ayuda a regular la temperatura en estados febriles o reponer la importante cantidad de agua que se pierden en condiciones de diarrea, sudoración, vómitos o expectoración.

Otras Actividades. No hay que olvidar que el cuerpo pierde agua contantemente aunque no hagamos ejercicio físico: el trabajo mental, el estrés o simplemente ir de compras también nos hace perder una cantidad de agua que debe reponerse continuamente.

Personas con mayor riesgo de deshidratación

Ancianos. Los ancianos son un grupo de riesgo por varios motivos:

  • El mecanismo que regula la temperatura del cuerpo se deteriora con la edad. Por lo tanto se necesita más líquido para compensar esta carencia.
  • Tienen menos sensación de sed y por lo tanto menor tendencia a beber agua.
  • Son más susceptibles a padecer enfermedades que pueden agravarse por falta de líquido.
  • Son más vulnerables a los golpes de calor y situaciones de temperaturas extremas.

Niños.  Un niño tiene más riesgo de deshidratarse que un adulto por varios motivos:

  • Suelen ser más reacios a beber por no tener un sentido de la sed completamente desarrollado
  • Su cuerpo está en constante crecimiento. Por este motivo el cuerpo del niño necesita mantener una mayor proporción de agua que el de un adulto
  • Su sistema de defensas no está formado totalmente lo que les hace más vulnerables a padecer algunas enfermedades.
  • Suelen practicar más ejercicio físico que un adulto con deporte, juegos y moviéndose constantemente.

Embarazo y Periodo de Lactancia. Es importante que la mujer esté suficientemente hidratada durante este tiempo.

  • Los cambios hormonales provocan ciertas deficiencias en el mecanismo de regulación térmica de la mujer.
  • Gran parte del peso corporal ganado durante este periodo está formado por líquidos.

Beber agua y el rendimiento mental

Una buena hidratación ayuda a mantener no sólo una buena salud física sino también un mejor rendimiento mental. Se han realizado estudios relacionan  la insuficiente hidratación y el debilitamiento de ciertas capacidades cognitivas. Estas carencias pueden provocar:

  • Pérdidas momentáneas de memoria
  • Dificultad para la concentración y falta de atención
  • Insuficiente coordinación visual y motora
  • Aumento de los tiempos de reacción

Las bebidas con glucosa, cafeína o teína mejoran el rendimiento mental y la capacidad de concentración.

Hidratación y belleza

Una piel bien hidratada tiene mejor elasticidad y está más protegida. Por el contrario, la falta de líquidos hace que la piel pierda su elasticidad y tono, volviéndose seca.

Condiciones ambientales como el calor, la exposición al sol, la contaminación y los aires acondicionados pueden aumentar la sequedad de la piel. Lo mismo se puede decir del consumo de alcohol y tabaco.

Las cremas y otros productos tópicos no son suficientes para hidratar la piel. La forma más eficaz es mantener una nivel de agua óptimo en el interior de nuestro organismo bebiendo agua, zumos o infusiones a lo largo del día.

Consejos prácticos

Intentar beber 3 o más litros de líquido al día, algo más en el caso de los hombres.

Tener siempre a mano una botella de agua o un vaso grande de tu bebida preferida encima de la mesa de trabajo.

Procurar beber a lo largo de todo el día sin esperar a sentir una sensación de sed.

Beber varias clases de líquidos: Infusiones, refrescos o zumos. Si nos obsesionamos en beber sólo agua podemos llegar a aborrecerla.

No infravalorar la importancia de las frutas  y verduras para hidratarse. Se pueden hacer pequeñas comidas de tres o más piezas de fruta durante el día, preferiblemente con el estómago vacío.

Prestar especial atención durante las estaciones más cálidas del año, a la hora de hacer deporte o periodos de enfermedad. También si estamos cuidando a niños o ancianos.

El alcohol no facilita la hidratación sino todo lo contrario. Esto hace que sintamos mucha sed a la mañana siguiente de haber bebido mucho.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.