mercurio en pescado y marisco

Contaminación de Alimentos por Mercurio. Riesgos para la Salud

¿Que toxicidad tiene el mercurio?

El Mercurio supone un riesgo importante para la salud, en particular para el sistema nervioso central. Es el mercurio metílico o metilmercurio la forma más tóxica de este metal pesado.

Posibles efectos del metilmercurio en la salud

El metilmercurio puede causar daños irreparables en cerebro y riñones. En menor medida, el mercurio puede provocar temblores, alteración de la conducta, fallos temporales de memoria o problemas de audición y visión. No se descartan otros efectos a medio y largo plazo como el cáncer y otras enfermedades del corazón. Las embarazadas y los niños pequeños son los más vulnerables a los efectos tóxicos del mercurio.

¿Por qué son más vulnerables las Embarazadas y los Niños?

Los fetos y niños pequeños crecen continuamente. Esto hace que su cerebro tenga mucha facilidad para absorber los nutrientes y otras sustancias con rapidez.

embarazadas comer pescado

El Mercurio en Peces y Marisco

En algunas peces y marisco se han encontrado cantidades importantes de mercurio. Es importante tener algunas precauciones por el bien de nuestra salud.

Cómo llega el mercurio al agua de los mares y ríos

En el medio ambiente siempre se puede encontrar mercurio en mayor o menor medida. Este Mercurio puede tener un origen natural o provenir de la contaminación industrial. Con el tiempo cae sobre ríos y océanos transformándose en su forma más tóxica para las personas, el Mercurio Metílico o Metilmercurio.

Cómo llega el Mercurio a los peces y al marisco

El Mercurio metílico es absorbido por las algas. Estas algas son ingeridas por pequeños peces y otros organismos que a su vez son devorados por peces más grandes en el ciclo de la cadena alimenticia.

Cómo asimila un pez o un marisco el mercurio

Por su naturaleza los peces absorben  de forma muy eficiente el mercurio. El problema es que esta sustancia no se degrada en el cuerpo del pez ni lo se expulsa fácilmente con las heces. El resultado es una acumulación de Mercurio metílico en el tejido muscular del pez y sobretodo sus vísceras.

Por qué unos peces tienen más mercurio que otros

Los peces de mayor tamaño acumulan el mercurio de peces más pequeños que han engullido antes.

La consecuencia es que los tejidos de los grandes peces depredadores presentan niveles de Mercurio mucho mayores que los peces de menor tamaño, en muchas ocasiones más de 10 veces. A este proceso se le conoce como Biomagnificación.

Precauciones

¿Se puede detectar la presencia de mercurio a la hora de comer pescado o marisco?

El mercurio no desprende un olor característico ni se puede distinguir por su color.

¿Podemos solucionar el problema evitando comer ciertas partes del pescado?

No es recomendable comer las vísceras del pescado ni chupar las cabezas del marisco porque suelen contener mayores niveles de mercurio. Sin embargo esta precaución no es suficiente para evitar su consumo porque el metilmercurio también se acumula en otras partes del pez.

¿Todos los peces contienen Mercurio?

En Estados Unidos se han realizado estudios con una amplia variedad de peces provenientes de distintos mares, ríos y lagos. En todos los casos se detectaron mercurio en mayor o menor medida.

¿Qué riesgo corremos al comer pescado con Mercurio?. Dependerá de:

  • La cantidad de pescado o marisco que comamos regularmente.
  • El nivel de mercurio que contiene el pescado o marisco consumido.
  • La edad y condición de la persona que come el pescado o marisco

¿Cuáles son los peces que presentan mayores niveles de mercurio?

Los peces de mayor tamaño que se encuentran en la zona más alta de la cadena alimenticia tienen una mayor concentración de metilmercurio en sus tejidos: Pez espada o emperador, atún, tiburón, blanquillo, mero y caballa gigante. Por lo tanto es conveniente limitar o suprimir de la dieta el consumo de este tipo de pescados.

Embarazadas, Niños y resto de Adultos

Niños menores de 6 años y embarazadas. Las agencias de EEUU FDA(Food and Drug Administration) y la EPA(Enviromental Protection Agency),  recomiendan que las embarazadas y niños pequeños eliminen de la dieta los tipos de pescados con mayor contenido de mercurio y que se limite el consumo semanal de los otros tipos de  pescado. Las mujeres embarazadas deben seguir estas pautas un año antes de quedarse embarazadas.

Aunque el resto de adultos se enfrenten a un menor riesgo que los niños y las mujeres embarazadas, todas las personas son vulnerables a la toxicidad del metilmercurio. Por esta razón es importante limitar el consumo semanal de pescado, especialmente los pescados con mayor nivel de mercurio.

Reducir el Nivel de Mercurio en una persona

¿Se puede suprimir el nivel de mercurio de una persona?. Sí que es posible. Suprimiendo el consumo de pescado los niveles de mercurio de una persona pueden bajar notablemente.

¿Cuanto tiempo necesitamos para reducir sensiblemente estos niveles?. Se considera que unos 6 meses es un periodo de tiempo  suficiente si se suprime el  pescado de la dieta. Sin embargo una persona que experimente síntomas temporales causados por metilmercurio  puede empezar a notar mejoría antes.

Clasificación de los peces por nivel de mercurio

El NRDC (Natural Resources Defense Council) ha publicado una clasificación de los pescados y mariscos en función del nivel de mercurio que puedan tener.

Poco Mercurio. Anchoas, Arenque, Almejas, Ostras, Vieiras, Camarón, Caballa del Atlántico, Sardina, Rodaballo, Platijas, Merluza, Cangrejos, Bagre, Calamares y chipirones, Mújol, Lenguado, Pez mantequilla, Abadejo, Salmón fresco y enlatado, Sábalo.

Moderado nivel de Mercurio. Lubina, Langosta, Besugo, Rape, Raya, Bonito, Carpa, Trucha, Bacalao, Fletán. El NRDC recomienda consumir un máximo de 6 veces al mes

Alto nivel de Mercurio. Atún enlatado (Albacora), Mero, Lubina chilena, Caballa del Golfo. El NRDC recomienda consumir un máximo de 3 veces al mes

Muy Alto nivel de Mercurio. Pez Espada y Emperador, Blanquillo, Tiburón, Peces Aguja, Caballa gigante, Atún Ahí. El NRDC recomienda NO comer

La complejidad del problema

La realidad es que se trata de un tema complejo por varios motivos:

La información publicada por los medios de comunicación es limitada. Estos medios suelen hablar sólo de los beneficios del pescado en la alimentación.

Algunas personas pueden ser más vulnerables que otras a los efectos tóxicos del mercurio, al margen del grupo de población niños y embarazadas antes mencionado.

La procedencia del pescado. No sólo el tipo de pescado sino también su procedencia pueden determinar el nivel de mercurio que contiene.

Relación causa-efecto. Una persona con cierta sensibilidad al metilmercurio puede experimentar síntomas “menores” causados por esta sustancia, siendo al mismo tiempo muy difícil demostrar la relación causa efecto entre el alimento y la enfermedad.

Los Organismos públicos suelen reaccionar de forma lenta a la hora de publicar y difundir este tipo de alertas.