Uncategorized

La vitamina B9 o ácido fólico

El Ácido Fólico es una vitamina hidrosoluble que desempeña un papel muy importante en los procesos de crecimiento y división celular. Esta vitamina se puede encontrar en distintas proporciones en muchos alimentos. Las embarazadas necesitan un mayor aporte de Ácido fólico al incrementarse las necesidades de multiplicación celular.

Funciones de la vitamina B9

La función principal del Ácido fólico es participar en el crecimiento y división de las células. Por este motivo su falta afecta sobretodo a las células de proliferación rápida como las de las sangre.

También interviene en el proceso de maduración de los glóbulos blancos y de los glóbulos rojos.

Alimentos ricos en ácido fólico

La dieta es la fuente principal de Ácido Fólico pero el nivel de absorción intestinal varía según el alimento. Las bacterias del intestino también pueden producir una pequeña cantidad de vitamina B9 pero resulta insuficiente para cubrir las necesidades del organismo.

Entre los alimentos más ricos en Ácido Fólico destacan las legumbres verdes y secas, levaduras, champiñones y pan. En menor cantidad los tomates, apio, carnes, quesos, leche, patatas, huevos y otras frutas.

Pérdida y aprovechamiento. La cocción puede reducir notablemente la cantidad de vitamina B9 de un alimento (hasta el 80%). Por otra parte algunos alimentos favoreces más que otros la absorción del ácido fólico en el intestino. Por ejemplo, se asimila mejor el ácido fólico de los plátanos o las judias que en el caso de los huevos o naranjas.

Falta de ácido fólico

La falta de vitamina B9 es la más frecuente de las carencias de vitaminas hidrosolubles. El organismo mantiene unas reservas de ácido fólico, sobretodo en el hígado, que son relativamente pequeñas y se agotan en unos cuatro meses.

Los síntomas de falta de ácido fólico son anemia, fatiga, irritabilidad, insomnio y distintos problemas neurológicos o psicológicos.

Algunas circunstancias o situaciones pueden propiciar esta falta de ácido fólico, en concreto:

  • Mujeres embarazadas.
  • Alcohólicos o bebedores habituales de mucho alcohol.
  • Pacientes con afecciones intestinales, por falta de absorción.
  • Pacientes con enfermedades crónicas o cáncer.
  • Pacientes con ciertas enfermedades hereditarias muy específicas.
  • Consumo prolongado de ciertos medicamentos antimicóticos, antiinfecciosos, anticonvulsivos, diuréticos o antiparasitarios.

Exceso de vitamina B9

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble cuyo exceso se elimina por la orina, por lo tanto no resulta tóxica.

Leave a Reply