La vitamina A se encuentra sobretodo en el hígado de pescado y de algunos animales. El organismo puede producir vitamina A a través del betacaroteno, sustancia que se encuentra en muchos vegetales de color anaranjado como la zanahoria y verduras con hojas de color verde oscuro.

Funciones de la Vitamina A

Órgano de la vista. La vitamina A se necesita para formar los pigmentos visuales de la retina que facilitan la adaptación de la visión con los cambios de luz.

Renovación celular. Ayuda a renovar las células de la piel y de las mucosas.

Sistema inmunitario. Interviene en el mecanismo de defensa del organismo frente a las infecciones.

Sistema hormonal.Interviene en la formación de ciertas hormonas y en el crecimiento.

Otras funciones.La vitamina A tiene otras funciones no todas ellas conocidas.

Carencia o Falta de Vitamina A

El cuerpo humano es capaz de almacenar reservas considerables de vitamina A en el hígado. Estas reservas pueden garantizar el suministro durante varios meses. Por este motivo es difícil encontrar casos clínicos con carencia de Vitamina A en países desarrollados. Sin embargo estas reservas son más reducidas en niños pequeños, especialmente ante casos de diarrea prolongada o de padecer ciertas enfermedades.

Generalmente el hombre necesita mayores cantidades de vitamina A que las mujeres. Aunque las necesidades de estas últimas aumentan si están embarazadas o son madres lactantes.

El primer síntoma de carencia de vitamina A es la disminución de la visión al cambiar el nivel de luz. La deficiencia de vitamina A con el tiempo puede desembocar en diarreas y lesiones a nivel ocular, de la piel y de las mucosas.

Intoxicación

Se puede sufrir una intoxicación de vitamina A motivada por un aporte excesivo proveniente de medicamentos, o por un consumo abundante de alimentos ricos en esta vitamina. Por este motivo no se deben tomar suplementos de vitamina A sin supervisión médica.

El Betacaroteno y la Provitamina A

La forma más segura de tomar habitualmente vitamina A es a través de Betacaroteno. Se trata de una provitamina A o precursor de esta vitamina que el organismo va transformando en vitamina A a medida que lo necesita. Alimentos que contienen considerable cantidad de betacaroteno son la mayoría de vegetales de color anaranjado como el tomate, calabaza o zanahoria; también las verduras de hoja verde y oscura.

Alimentos Ricos en Vitamina A y Betacaroteno

Los Alimentos más ricos en vitamina A son el Aceite de hígado de fletán, esturión, atún y bacalao. En menor medida otros aceites de higado de pescado y de hígados de animal (pavo, cerdo, ternera o cordero).

Los vegetales más ricos en Betacaroteno o Provitamina A son las zanahorias, Perifollo, Perejil, Albaricoque, Espinaca, Berro, Boniato, Cebolleta, Brócoli, Acelga, Ciruela, Nectarina, Puerro, Escarola, Calabaza y Lechuga.