Uncategorized

La cúrcuma y sus beneficios

La cúrcuma es un condimento muy utilizado en la cocina oriental. Presenta un sabor ligeramente dulce y suave. Tradicionalmente se le han atribuido distintas propiedades curativas. Estudios científicos posteriores han confirmado sus capacidad antiinflamatoria y anticancerígena.

El condimento procede de la raíz con carne naranja de una planta originaria de Indonesia y el Sur de la India.  Entre sus compuestos destaca la curcumina, un pigmento de color amarillo anaranjado responsable de la mayoría de los efectos beneficiosos de la planta. La cúrcuma forma parte de los ingredientes del curry en la gastronomía India y se ha utilizado como tinte textil a lo largo de la historia.

Beneficios para la salud

Antiinflamatorio. La curcumina presente en la planta es la responsable de su potente poder antiinflamatorio. En particular se le atribuyen propiedades moduladoras del sistema inmunitario y por tanto potencialmente beneficiosas para muchas enfermedades de tipo reumático o autoinmune.

Anticancerígeno. La cúrcuma contribuye a inhibir el crecimiento de algunos tipos de células cancerígenas como las de cánceres de próstata y mama. También se considera que puede ayudar a prevenir el cáncer de colon. Este poder anticancerígeno proviene principalmente de su contenido en antioxidantes, sustancias que nos protegen de la degeneración celular y del cáncer.

Otros beneficios. Mejora los síntomas de distintas enfermedades a nivel intestinal, hepático o gástrico y ayuda a reducir los niveles de colesterol “malo”. Puedes consultar más información en inglés en este enlace sobre estudios realizados con curmina.

Compra y conservación

Venta y presentación. La  cúrcuma se puede comprar en forma de raíz o en polvo.

Conservación. La cúrcuma molida debe conservarse en un recipiente hermético y en un lugar fresco y seco.

Cocinar con cúrcuma

Uso como colorante. En ocasiones se utiliza como sustituto del azafrán para dar color a los platos. Tiene la ventaja añadida de ser más económico.

Su sabor es ligeramente dulzón con un matiz picante y amargo. Tiene un aroma suave lo que permite dar un toque  particular al plato sin alterar demasiado el sabor.

Combinar con otros alimentos. La cúrcuma combina bien con un amplio abanico de platos como arroces, guisos, ensaladas, pastas y platos de carne o pescado. Como ejemplo, en los siguientes enlaces puedes consultar una receta de Arroz con pollo y verduras  con cúrcuma.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.