Uncategorized

Salsa de curry fácil y sana

La mezcla de especias y hierbas aromáticas del curry son beneficiosas para la salud. Entre ellas destaca la cúrcuma y el jengibre que tienen propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas. Otras especias que suelen formar parte de esta salsa son pimienta, mostaza, cilantro, tamarindo y jengibre.

En cocina la salsa de curry es muy versátil y fácil de combinar porque puede acompañar recetas con cereales como el arroz o la quinoa, y también platos de carne o pescado. La salsa de curry que presentamos hoy es apta para vegetarianos, intolerantes a la lactosa e intolerantes al gluten.

Ingredientes para 2 personas

  • Una cucharadita colmada de curry. Es una buena medida para empezar. Se puede añadir un poco más si se está acostumbrado al sabor.
  • Un yogur de soja.
  • Una cucharada de aceite de girasol.
  • Dos cucharadas de zumo de limón. Recien exprimido
  • Una pizca de sal. Opcional pero si se utiliza añadir con moderación. El curry es suficientemente aromático por sí mismo.
  • Una pizca de guindilla picada. Opcional según guste o no el sabor picante

 Elaboración

  • Desechamos el suero o líquido que pueda tener el yogur de soja
  • Añadimos todos los ingredientes en un bowl: yogur de soja, curry, aceite, zumo de limón, sal y guindilla picada
  • Mezclamos bien con un batidor manual hasta que quede una salsa homogénea
  • Reducir.Calentamos la salsa en una sartén dejando reducir unos cinco minutos o cuando la salsa adquiera la densidad que deseemos.
  • Servir con arroz, quinoa o los ingredientes elegidos

Por qué elegimos esta opción para hacer la salsa de curry

La salsa de curry se elabora a partir del curry o mezcla de especias comentada. Esta salsa puede hacerse de muchas maneras, algunas más saludables que otras según ingredientes añadidos.

La Pasta de curry.  Muchas de las recetas de curry utilizan “pasta de curry”. Se trata de un producto concentrado que puede comprarse envasado en algunos hipermercados. El inconveniente que presenta este producto es su interminable lista de ingredientes, no sólo especias, que suele contener. Esto dificulta la identificación de grasas perjudiciales para la salud o ingredientes que pueden provocar algún tipo de alergia, intolerancia o incompatibilidad para ciertas personas.

La leche de coco o la nata son dos ingredientes que también aparece en muchas recetas de salsa de curry. Estos alimentos presentan otro inconveniente para la salud, el de contener muchas calorías y grasas saturadas que pueden ser perjudiciales para la salud cardiovascular.

El yogur. Es otra posibilidad para ligar los ingredientes de la salsa de curry. Muchas veces se utiliza yogur lácteo pero en nuestro caso vamos a utilizar un yogur de soja, sin lactosa ni leche. Consideramos mejor esta opción por varios motivos. En primer lugar por ser más beneficiosa para el sistema cardiovascular ya que no aporta grasas saturadas. En segundo lugar por ser apto para un mayor abanico de personas como las que puedan tener tendencia al sobrepeso, los intolerantes a la lactosa o los vegetarianos. Por último, porque el resultado ofrece un sabor que nada tiene que envidiar al resto.

Leave a Reply