Uncategorized

Fruta entera o en Zumo

Los zumos naturales son prácticos y fáciles de tomar. Además son perfectos para completar un desayuno, sin tener que tomarse el tiempo de pelar y masticar una pieza de fruta entera. Sin embargo la mayoría de expertos opinan que es mucho mejor comer fruta entera que exprimida.

Por qué es mejor la fruta entera

La fruta destaca por su contenido en nutrientes, sobretodo vitaminas y minerales. Además nos aporta fibra. Con el zumo de fruta se pierde parte de estos nutrientes.

Las vitaminas son un nutriente frágil que se deteriora y oxida rápidamente, especialmente la vitamina C. Al cortar, exprimir y servir estamos “abriendo” el alimento, retrasando su consumo y facilitando la pérdida de vitaminas. Aprovechar el contenido vitamínico de un alimento es importante porque las vitaminas tienen una función antioxidante con efectos beneficiosos para prevenir el cáncer y otras enfermedades. También nos ayudan a mejorar las defensas y el funcionamiento del organismo a nivel celular.

La fibra. Para elaborar un zumo de naranja podemos utilizar dos o tres naranjas, sin embargo el resultado final casi no tiene fibra. La fibra alimentaria es muy saludable. Nos aporta una mayor sensación de saciedad, ayudándonos a prevenir la obesidad. Además combate el estreñimiento, regula los niveles de colesterol y glucosa en sangre y ayuda a prevenir el cáncer de recto y colon.

Cuándo tomar zumo de frutas

Comer piezas de frutas es la mejor opción. Aunque lleva su tiempo aprovechamos mejor los nutrientes y la fibra que contiene. La mejor opción es con la piel, siempre que limpiemos cuidadosamente la fruta. En el siguiente enlace puedes leer más información sobre las ventajas e inconvenientes de comer la fruta con piel.

Podemos elaborar un zumo de frutas de vez en cuando para preparar un batido. También podemos recurrir a un zumo de frutas comercial cuando no tengamos fruta natural. Estos zumos pueden elaborarse con fruta exprimida o a base de concentrados. Siempre es preferible la primera opción. Los zumos provenientes de fruta exprimida tienen un sabor más natural, mejor calidad y generalmente menos calorías.

Azúcar añadido. No es necesario comprar zumos con azúcar añadido. Por una parte nos aportan más calorías y por otra podemos “viciar” el sentido del gusto con el tiempo, perdiendo la capacidad de apreciar el sabor natural de la fruta.

Edulcorantes. Tampoco necesitamos edulcorantes artificiales. Estas sustancias pueden tener efectos para la salud todavía pendientes de esclarecer por la comunidad científica.

Leave a Reply