Uncategorized

Ensalada de Garbanzos y brocoli

Esta receta no sólo es sabrosa, también nutritiva. Los garbanzos nos aportan proteínas. Las patatas, energía. La remolacha, minerales. El brócoli es una gran fuente de nutrientes con poder anticancerígeno.

Los garbanzos son una fuente excelente de proteínas. También tienen vitamina E, folato y magnesio. Su  fibra insoluble ayuda a controlar los niveles de colesterol, mejorar el funcionamiento del sistema digestivo y prevenir el estreñimiento. Las patatas nos aportan la energía en forma de carbohidratos y la remolacha contiene minerales y ayuda a mejorar el sistema circulatorio.

El brócoli es considerado uno de los vegetales más beneficiosos para la salud por sus efectos anticancerígenos. Es muy rico en nutrientes y contiene luteína y zeaxantina, sustancias que ayudan a prevenir la degeneración macular. También actúa como desintoxicante y algunos estudios señalan su potencial para retrasar el envejecimiento de la piel.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gr. de garbanzos cocidos.
  • 1 Brócoli.
  • 2 Remolachas cocidas.
  • 2 Patatas medianas.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharadita de cúrcuma.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen.
  • Pimienta.
  • Sal.

 Elaboración

  • Preparamos la patata. Pelándolas y cortándolas en dados.
  • Cocemos la patata en una cazuela con agua hirviendo. Cuando vuelva a hervir mantener a fuego suave durante 15 minutos.
  • Cortamos el Brócoli separando las flores. Lo limpiamos en un recipiente con agua fría y unas gotas de vinagre.
  • Cocemos el Brócoli. Lo añadimos a la cocción de patata en marcha (cuando ya lleva 5 minutos de cocción). Mantener la cocción 10 minutos más.
  • Preparar el sofrito. Pelar los dientes de ajo y picarlos. Sofreímos el ajo en una sartén con aceite de oliva. Fuego a mínima intensidad para que no se queme.
  • Saltear ligeramente la patata en la sartén. Salpimentamos y añadimos la cucharadita de cúrcuma.
  • Preparamos la Remolacha quitando la corteza exterior y cortando en dados la parte más tierna.
  • Añadir los garbanzos y el brócoli a la sartén. Mezclar y corregir de sal
  • Servir añadiendo los daditos de remolacha por encima.

Consejos y Trucos

  • Del Brócoli podemos aprovechar también el tallo que además tiene un sabor muy agradable. Para ello pelaremos la parte más dura de la corteza.
  • La cúrcuma no es un ingrediente indispensable pero tiene propiedades muy beneficiosas y nos da un toque especial de sabor y color al plato. Si no tenemos cúrcuma podemos sustituirla por un poco de pimentón.
  • Los garbanzos pueden sustituirse por otra legumbre como alubias o lentejas.

Leave a Reply