Uncategorized

Cómo cocer un huevo. Hacer un huevo duro

Puede parecer una tontería pero algunas personas tienen problemas para hacer un buen huevo duro. Se trata de algo simple pero que al mismo tiempo puede darnos algunos problema. Por ejemplo:

  • La cáscara se rompa durante la cocción
  • La yema quede demasiado líquida o seca
  • Cáscara difícil de pelar
  • La yema no queda centrada o presenta tonos de color verdoso

Cocer un huevo de forma sencilla

  • Sumergimos los huevos en una cazuela con agua fría
  • Calentamos el agua hasta el punto de ebullición durante 12 minutos
  • Ponemos los huevos en agua fría y pelamos

Dudas y problemas

  • Evitar que se rompa la cáscara. Haciendo un pequeño agujero en la base del huevo con un alfiler. Esto permite liberar el aire que pueda tener. La presión del aire puede provocar la rotura cuando aumenta la temperatura del huevo.
  • Temperatura perfecta. La temperatura ideal de cocción ronda los 70-80 grados. Si no podemos controlar la temperatura con tanta precisión pondremos el agua justo al punto de ebullición, procurando que no hierva con demasiada intensidad.
  • Tiempo de cocción. Depende del tipo de yema que queramos obtener: cremosa o más consistente. En función de esto nos moveríamos en el rango de 8 a 15 minutos. Unos 12 minutos puede ser el tiempo ideal para cocer un huevo en su punto.
  • Evitar que la yema tome un color verde. Este color verdoso no es más que sulfuro de hierro precipitado por una cocción excesiva. Limitar la temperatura a unos 70-100 grados debería solucionar el problema.
  • Conseguir que la yema quede centrada. Basta con remover de vez en cuando el agua durante los 2-3 primeros minutos de cocción.
  • ¿Problemas para pelar el huevo?. Para evitar que la cáscara quede pegada pondremos los huevos en agua fria después de cocerlos. Esto hará que se pelen mejor.
  • Formas alternativas de pelarlo. Romper las dos puntas del huevo y soplar fuerte de una de ellas. En el siguiente vídeo lo podréis comprobar.

Leave a Reply