Uncategorized

Chocolate esponjoso con tofu

Resulta difícil resistirse al sabor delicado de un chocolate esponjoso, elaborado con ingredientes caseros. Para la receta de hoy necesitaremos tofu, chocolate negro, puré de almendras, harina de alforfón y cacao. No te preocupes demasiado por encontrar este tipo de harinas en los supermercados, puedes hacerla en un momento con la ayuda de un molinillo de café. Sólo necesitas comprar los granos de alforfón y un cacao sin sal tostado, no frito.

Los ingredientes de la receta de hoy son altamente nutritivos y ricos en proteínas. Nada más reconfortante para recuperarse después de un día de estrés, una larga jornada de trabajo o un día de mucho ejercicio físico. Con esta receta, los amantes del dulce en general tienen un plan para preparar el postre de chocolate esponjoso con tofu, casero, sano y natural; y los amantes del chocolate tienen la excusa perfecta para ponerse el delantal.

En otra ocasión explicamos cómo fundir chocolate al baño maría con todo detalle. Es muy sencillo, de todas formas lo volvemos a explicar otra vez para facilitar el seguimiento de la receta de hoy.  El resto del proceso es muy sencillo, sólo hay que batir los ingredientes, mezclar con el chocolate fundido y hornear.

Ingredientes para 2 personas

  • 100 gr. de chocolate negro con un contenido mínimo de cacao del 70%.
  • 300 gr. de tofu blanco.
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo.
  • 2 cucharadas soperas de harina de alforfón.
  • 1 cucharada sopera de puré de almendras. También podemos utilizar puré de avellanas en su lugar.

 Elaboración

Preparativos
Lo primero que tenemos que hacer es poner a precalentar el horno a 180 gr. A continuación quitaremos la cáscara al cachuete y tostaremos ligeramente los granos de alforfón en una sartén en seco. Después se muele el cacao y el alforfón, por ejemplo con un molinillo de café.

Funde el chocolate 
La mejor forma de fundir el chocolate es al baño maría. Pon al fuego una pequeña cazuela con un dedo o dos de agua. Busca un bowl de base estrecha que encaje con la cazuela sin llegar a tocar el agua de la cazuela. Añade los trozos de chocolate.

Remueve continuamente hasta que se derrita todo el chocolate.

Mezclamos los ingredientes
Coloca el resto de ingredientes en el vaso de la batidora y tritúralos hasta conseguir una masa espumosa. Añadir el chocolate fundido y vuelve a batir para que se mezcle bien el conjunto.

Hornear
Echa la mezcla en unos moldes adecuado. Como puedes ver en la fotografía he utilizado unos moldes de silicona porque son muy fáciles de desmoldar si los untas ligeramente con una pincelada de aceite. Hornea durante unos 20 minutos.

Emplatamos
Después de la cocción deja enfriar los bloques de chocolate. Se habrá formado una costra en la superficie pero por dentro estará suave y esponjoso. Espero que te haya gustado el plato de hoy y que lo compartas con tu familia o amigos.

Leave a Reply