Uncategorized

Calcio

El calcio es el elemento mineral más abundante del organismo. Se trata de un constituyente esencial de los huesos y dientes que representa aproximadamente el 2% del peso corporal. La leche y sus derivados aportan importantes cantidades de calcio; otros alimentos de origen vegetal también presentan destacados niveles pero el organismo no los absorbe tan fácilmente.

Funciones del calcio en el organismo

El calcio es esencial para el crecimiento y regeneración de huesos y dientes. Cerca del 98 por cien del calcio se encuentra en el esqueleto humano. Sin embargo este mineral desempeña otras funciones relacionadas con el buen funcionamiento del sistema nervioso, corazón, músculos, permeabilidad de las células y coagulación de la sangre.

Necesidades y absorción del calcio

Absorción. El calcio ingerido se absorbe en el intestino. La vitamina D es indispensable para la absorción del calcio proporcionado por los alimentos, que en cualquier caso nunca se aprovecha en su totalidad.

Las necesidades de calcio varían mucho según la edad, condición de la persona y sobretodo su capacidad de absorción. Las necesidades de calcio son mayores en algunos grupos de población como:

  • Niños y adolescentes.
  • Mujeres embarazadas.
  • Madres en periodos de lactancia.
  • Personas en avanzada edad con osteoporosis.

Alimentos que aportan calcio

Variedad. Aproximadamente el 60 por cien del calcio ingerido en la dieta habitual occidental proviene del consumo de leche y sus derivados. Muchos alimentos tanto de origen animal como vegetal aportan calcio, aunque estos últimos se absorben peor en el organismo.

Alimentos más ricos. Muchos alimentos contienen calcio pero los más ricos son:

  • Quesos. Especialmente los más duros como el gruyere.
  • Otros lácteos y derivados. Como la leche, nata, yogur y cuajada.
  • Frutos secos. Almendras, avellanas, cacahuetes y nueces son los frutos secos con mayor concentración de calcio.
  • Verduras como el repollo, acelgas y soja aportan una cantidad de calcio muy importante aunque la capacidad de absorción del organismo es peor que en el caso de los lácteos.
  • Algunos pescados como las sardinas también aportan destacados niveles de calcio.

Falta de calcio

La falta o carencia de calcio en países desarrollados es relativamente frecuente. Existen diversas circunstancias que pueden propiciar una falta de calcio:

  • Falta de vitamina D. Se trata de una vitamina necesaria para absorber bien el calcio.
  • Enfermedades con diarreas prolongadas, insuficiencia renal o metástasis óseas.
  • Consumo de ciertos medicamentos.
  • Personas de edad avanzada afectadas de osteoporosis o con una deficiente capacidad de asimilar el calcio.

Los sintomas de carencia o falta de calcio pueden ser:

  • Osteoporosis. Enfermedad que consiste en una disminución de la cantidad ósea a medida que avanza la edad de la persona. La osteoporisis se traduce en un riesgo mayor de fracturas de las personas adultas o ancianas. Esta enfermedad se previene durante la edad infantil mediante una alimentación suficiente en calcio.
  • Problemas cutáneos.
  • Deterioro del los dientes, cabellos y uñas.
  • Problemas neuromusculares.

Exceso de Calcio

La intoxicación por consumo excesivo de calcio es poco habitual. Esta condición se traduce en un aumento del nivel de calcio en sangre (hipercalcemia) que presenta algunos problemas:

  • Pérdida del apetito.
  • Cálculos orinarios.
  • Náuseas y vómitos.
  • Insuficiencia renal.
  • Calcificación de los tejidos.
  • Trastornos del sistema cardiovascular y nervioso.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.