Vegetarianas

Brócoli con crema de almendras

El brócoli con crema de almendras puede considerarse un entrante sano y fácil de hacer. Los vegetales se acompañan con una salsa blanca que le da un toque particular. Esta salsa combina el sabor ácido del limón y una pizca de jengibre equilibrado con un poco de mostaza antigua. La receta no contiene nata ni otros derivados lácteos.

Ingredientes para 2 personas

  • Unos ramitos de Brocoli.
  • Un pimiento rojo, más bien pequeño. Lo cortamos en juliana.
  • Ajo. Para el salteado de pimiento.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • 15 almendras tostadas, más o menos.
  • Medio diente de ajo. Para que no repita la salsa le quitaremos el nervio central.
  • Leche de almendra. Medio vaso.
  • Semillas de sésamo.

 Elaboración

  • Cocemos o cocinamos al vapor el brócoli. Lo ideal sería cocinarlo al vapor unos 10 minutos para preservar mejor sus nutrientes y sabor. También se puede cocer en agua hirviendo con sal, 7-8 minutos
  • Doramos unas láminas de ajo en una sartén con aceite.
  • Añadimos el pimiento cortado en juliana cuando el ajo empieza a dorarse. Salpimentamos y salteamos a fuego fuerte
  • Añadimos los rabitos de brócoli a la sartén y le damos una vuelta. Apartamos la sartén al fuego y nos disponemos a preparar la salsa en frío.
  • Preparamos la salsa. En el vaso de la batidora añadimos la cucharada de limón, una pizca de jengibre rallado, medio diente de ajo, un poco de pimienta negra, media cucharadita o algo menos de mostaza y un poco de la leche de almendra. Batimos, probamos y vamos añadiendo un poco más de leche de almendra hasta que nos quede la salsa con la textura deseada.
  • Añadimos la salsa al brócoli y el pimiento. Calentamos y mezclamos todos los ingredientes en la sartén.
  • Tostamos las semillas de sésamo un par de minutos en una sartén
  • Servimos añadiendo algunas semillas de sésamo por encima

Consejos y Trucos

  • La salsa conviene elaborarla poco a poco, añadiendo al principio el limón, las almendras con el líquido y muy poco jengibre y mostaza. Entonces probar y rectificar de jengibre y mostaza. Los sabores de estos dos ingredientes se equilibran entre sí.
  • Podemos lograr una salsa más ligada disolviendo una poco de harina de maíz en un vaso con un dedo de agua fría. Añadir a la sartén y cocinar un poco antes de mezclar con la salsa. En este caso naparíamos las verduras con la crema en lugar de salsear.
  • El plato también puede servir de guarnición de platos de pescado.

Leave a Reply