Uncategorized

Bacteria E.coli. Síntomas, Prevención y Medidas de Higiene

La Bacteria E. coli forma parte de la flora intestinal de las personas y normalmente no provocan trastornos ni enfermedades. Sin embargo existen algunas variedades que sí son peligrosas por producir unas toxinas dañinas para la salud de las personas llamadas “shiga”.

La variedad de E.coli en el Brote de Alemania 2011 infectó a miles de personas y causó más de veinte fallecidos. En un principio se pensó que el tipo de microorganismo causante del brote era el serotipo 0157:H7. Más tarde se descubrió que se trataba de un nuevo tipo llamado 0104:H4. Esta variedad presenta un mayor nivel de agresividad y gravedad con una tasa de mortalidad del 5%. Finalmente se localizó el foco de la bacteria en una plantación de soja orgánica.

Síntomas y Efectos de la infección por E.coli

La infección puede causar diversos síntomas:

Diarrea con sangre. El intestino grueso es infectado y se producen las toxinas que causan diarreas.

Dolor Abdominal intenso. Provocado por la propia infección.

Insuficiencia renal.  Condición por la cual los riñones dejan de funcionar correctamente perdiendo capacidad para eliminar los residuos.

Anemia hemolítica. Consiste en una disminución de los glóbulos rojos en sangre. Síntomas típicos de anemia son  fatiga, sensación de vértigo, dificultad para la concentración, palidez y palpitaciones.

Grupos más vulnerables y Tratamiento

El grupo de población más vulnerable son las mujeres adultas de edad no muy avanzada. Siendo los hombres y los niños los menos propensos a contagiarse.

Tratamiento. Estas bacterias pueden ser muy resistentes al tratamiento con antibiótico. La persona afectada puede requerir de tratamiento médico urgente.

Cómo se contagia y transmite la Bacteria E.coli

Consumo o manipulación de Alimentos contaminados. Un amplia variedad de alimentos pueden ser portadores de la bacteria. Se han detectado brotes donde el origen del foco ha sido la carne cruda, leche sin pasteurizar y una amplia variedad de hortalizas como espinacas, coles, lechugas o pepinos. No se puede descartar que el origen de la infección esté en otros alimentos frescos o el agua potable.

Contactos entre personas. La transmisión de persona a persona puede ser relativamente sencilla aunque no se contagia vía aérea o con un simple estornudo. El contagio se suele producir entre personas que mantienen un contacto muy cercano: madres y hijos, parejas, cuidado de niños y ancianos, etc.

El contacto con animales infectados también puede provocar la infección.

Medidas de Higiene y Precaución para evitar el contagio

Cuando se desencadena un brote por infección de la bacteria E.Coli las autoridades sanitarias intentan delimitar el área afectada para establecer unas recomendaciones y medidas preventivas a la población.

Evitar el consumo de productos frescos o poco cocinados hasta que se identifique el origen del brote y los alimentos que causantes de la infección. Por este motivo se recomienda evitar el consumo de tomates, pepinos, lechugas y otras hortalizas frescas en las áreas de mayor riesgo.

Adoptar Medidas de Higiene al manipular alimentos.

  • Limpiarse las manos antes de preparar, servir o comer alimentos
  • Lavar cuidadosamente las frutas y verduras, especialmente si se van a consumir frescas. Para ello utilizaremos agua fría. Las frutas con piel o corteza no comestible también deben lavarse con un paño o cepillo previsto para tal fin. Al manejar la fruta con la mano o cortarla con un cuchillo podemos propagar los gérmenes por toda la cocina.
  • Pelar las frutas,  tubérculos y otras verduras raíces ( zanahorias, cebollas, patatas, nabos, etc).
  • Cocinar suficientemente la carne y verduras evita el riesgo de contagio por su consumo.
  • Limpiarse las manos después de manipular alimentos frescos o carne cruda.
  • No utilizar un mismo utensilio de cocina para manipular productos frescos y cocinados (listos para consumir), sin haberlos lavado previamente con agua y jabón. Por ejemplo: cuchillos, tablas de cortar, recipientes, etc. De esta forma evitaremos una contaminación cruzada de alimentos.

A la hora de conservar  los alimentos evitaremos que los frescos estén próximos a los cocinados. De esta forma también evitaremos una contaminación cruzada.

Las personas que presenten síntomas de diarrea o vómitos deben abstenerse de manipular o preparar platos de comida.

Medidas Adicionales de Higiene Personal. Limpiarse cuidadosamente las manos siempre que:

  • Terminemos de ir al baño
  • Cambiemos pañales a un bebé
  • Entremos en contacto directo con animales domésticos
  • Visitemos una granja

Limpiar y Pelar frutas y verduras para protegernos de la infección por E.coli

La limpieza de frutas y verduras frescas es una medida de prevención muy importante porque reduce mucho el nivel de gérmenes y patógenos. Sin embargo no supone una garantía total de protección ante un brote de la bacteria E.coli ya que pequeñas cantidades de este germen puede provocar una infección.

El Pelar las frutas y verduras tampoco nos garantiza una protección total porque al manipular el alimento podemos esparcir los gérmenes por la cocina con la mano o con los utensilios utilizados.

La única forma segura de eliminar estos gérmenes es el calor de cocción. La bacteria E.coli muere a temperaturas mayores de 70º.

Si vivimos en una zona con un brote de E.coli activo lo más seguro es abstenerse del consumo de verduras frescas  y extremar las medidas de higiene hasta que las autoridades detecten el foco de la infección.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.