Alimentos

Alimentos anticancerígenos

Las frutas y verduras son los principales alimentos que nos protegen y pueden combatir el desarrollo del cáncer.  Estos alimentos tienen diversas sustancias y agentes fitoquímicos que son muy efectivos a la hora de impedir que se activen  determinadas componentes presentes en nuestras células,  responsables del cáncer.

Alimentos que nos protegen del Cáncer

  • Frutas. De forma destacada las uvas, frambuesas y fresas ya que poseen un ácido elágico que tiene un efecto protector del material genético celular.
  • Verduras. La mayoría de las verduras son protectoras del cáncer en mayor o menor medida,  pero muy en especial los vegetales crucíferos como Brócoli, Col, Repollo (en todas sus variantes), Coles de Bruselas, Rábanos, Berros, y Rúcula. Diversos estudios han demostrado que estos vegetales son capaces de activar enzimas que combaten a los agentes promotores del cáncer
  • Té verde. Se ha conseguido aislar una sustancia química del té verde con cierto poder anticancerígeno. Científicos del Instituto para la Investigación del Cáncer de Japón lograron aislar una sustancia química  la epigalocatequina galato, con efectos protectores contra el cáncer. Esta sustancia desaparece en el proceso de maduración por el cual el té verde se convierte en té negro, consumido habitualmente en occidente. Se considera que  el hábito de tomar té verde con frecuencia es la causa principal por la que el cáncer de pulmón es muy poco frecuente en Japón. Sobretodo si se tiene en cuenta que los Japoneses fuman tanto como los occidentales.
  • Frutos secos. No existen muchos estudios clínicos sobre los efectos de estos alimentos sobre el cáncer ya que la mayoría de los estudios con frutos secos se han centrado en el análisis de sus efectos  en las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo se han hecho algunos experimentos con animales en los que se comprobó que aquellos que incluían almendras en el pienso que comían presentaban con el tiempo un menor número de células anormales que los animales alimentados alimentados sólo con pienso normal.

Vitaminas, Minerales y Fitoquímicos contra el Cáncer

Algunas vitaminas que actúan como protectores del cáncer desempeñan una función importante en su prevención. También se ha detectado que muchos de los pacientes con cáncer presentan un bajo nivel de ciertos minerales en su organismo. Por último, señalar que los fitoquímicos son sustancias químicas que no corresponden a ninguno de los seis nutrientes principales pero desempeñan un importante papel biológico para nuestra salud y para ayudar a combatir el cáncer.

  • Betacarotenos y la Vitamina A. Los Betacarotenos están presentes en diversas frutas y verduras. Entre los vegetales más ricos en Betacarotenos destacamos las espinacas, zanahoria, el brécol, el tomate, la borraja, la calabaza y  los espárragos.  También se encuentra en frutas como el melón y el albaricoque. Una vez ingeridos los Betacarotenos se transforman en el intestino delgado en vitamina A.
  • Vitamina C. Se ha comprobado que la vitamina C es capaz de inhibir la formación de células cancerígenas.  Está especialmente indicada para la prevención de cancer en el aparato digestivo.  La vitamina C la podemos encontrar en cítricos y otros vegetales como pimientos, cebolla y distintos tipos de coles. La vitamina C se destruye en parte durante la cocción por lo que es recomendable tomar diariamente alimentos con vitamina C crudos ya que nuestro organismo es capaz de almacenar sólo una pequeña parte.
  • El Calcio y la Vitamina D. La vitamina D es necesaria para que nuestro organismo aproveche el calcio Se han realizado algunos estudios que relacionan el calcio con con un menor riesgo de cáncer.  Existen dos formas de obtener esta vitamina:
    • A través de la piel. La exposición a la luz solar de la piel activa la provitamina D presente en la piel.
    • Con los alimentos. El calcio se encuentra en muchos pescados, en la yema del huevo y en los lácteos.
  • Ácido Fólico. El Ácido Fólico es imprescindible en los procesos de división y multiplicación celular, al tiempo que tiene un efecto protector de los cromosomas del núcleo de la célula. Se ha comprobado que una carencia de este ácido favorece el desarrollo de tumores de intestino grueso (colon), hígado y cuello uterino. El ácido Fólico está presente en muchos vegetales, especialmente en la lechuga, zanahorias, escarola, tomate, perejil y brócoli. También lo podemos encontrar en frutos secos y algunos cereales integrales. La mejor forma de tomar Ácido Fólico es comiendo los alimentos crudos ya que se trata de una vitamina muy sensible a la luz y al calor. Además al ser hidrosoluble se disuelve fácilmente en el agua de la cocción.
  • Zinc. Diversos estudios clínicos han detectado una mayor incidencia de tumores de cáncer de esófago y otros causados  por nitrosaminas en pacientes con bajo nivel de Zinc. El Zinc interviene en un amplio abanico de procesos moleculares como son la división y multiplicación de células, funciones inmunológicas y  actividad contra los radicales libres (sustancias peligrosas que se presentan de forma natural en nuestro cuerpo).
  • Selenio. Nuestro cuerpo utiliza el Selenio para producir una sustancia que junto con la vitamina E ayuda a proteger las membranas de las células del daño causado por los radicales libres. Diversos estudios muestran que muchos pacientes de cancer presentan niveles de selenio bajos. El Selenio protege la oxidación de nuestros tejidos. Los ajos, champiñones y setas, col, zanahoria y otros muchos vegetales son ricos en Selenio.
  • Vitamina B3 o Niacina. Se trata de un potente inhibidor de la degeneración celular. Esta vitamina interviene en el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas. La podemos encontrar en muchos alimentos como guisantes, higos, ciruelas pasas,  cereales integrales.
  • Fitoquímicos. Los Fitoquímicos son sustancias que se encuentran en los vegetales y que protegen el cuerpo de las toxinas, cáncer y otros desequilibrios funcionales del organismo. Los vegetales y legumbres en general y los vegetales crucíferos (coles, brócoli, repollo en todas sus variantes, etc.) en particular contienen un importante nivel de fitoquímicos.

Leave a Reply