Uncategorized

Albondigas vegetarianas con azukis

Hoy nos hemos decidido por una preparación típica de algunas zonas del sudeste asiático. Estas albóndigas vegetarianas son una gran fuente de proteínas vegetales porque combina una legumbre de gran valor nutritivo como el azuki con el arroz integral.

Para los que hemos crecido en el entorno de la cocina mediterránea nos puede chocar el aspecto y sabor que ofrecen estas albóndigas pero vale la pena probarlas. El resultado me pareció sorprendentemente agradable y sobretodo muy versátil. Pueden comerse solas, sin más, pero también pueden acompañar otros muchos platos como si fuera pan, sin gluten por supuesto. Combina perfectamente con platos de pescado, verdura o salsas.

El plato no necesita sal añadida porque está condimentado con un poco de guindilla  y pimentón. A quien no les guste el picante, o eche de menos un poco de sal, puede poner una pizca. Lo que sí vamos a necesitar son azukis cocidos que hay que poner en remojo unas horas antes, y tenerlos al fuego con agua hirviendo como una hora más o menos. Opcionalmente podemos añadir algunas verduras en el agua de cocción y por qué no, incorporarlas a la receta, se triturarían junto con los azukis y las especias.

 Albóndigas vegetales con azukis

Tipo: Entrantes y tapas
Preparación:  
Cocción:  
Tiempo Total:  
Raciones: 8 albondigas
La receta no contiene gluten ni lactosa. Es baja en calorías, apta para vegetarianos y no incorpora sal añadida.
Ingredientes
  • 200 gr. de azukis cocidos
  • 150 gr. de arroz integral
  • 1 cucharada sopera de semillas de lino
  • ¼ cucharadita de pimentón
  • Pimienta negra
  • Una pizca de guindilla picada. Opcional, según nos guste el picante
Instrucciones
  1. Moler las semillas de lino con el arroz. En un molinillo de café
  2. Batir los azukis con las especias
  3. Añadir la harina al puré de azukis. Mezclar bien
  4. Dar forma a las albóndigas con las palmas de la mano
  5. Cocer al vapor durante 20 minutos
  6. Servir

Si te gusta su sabor o como combinan con otros alimentos no dudes en repetir la receta. Estas albóndigas son mucho más sanas que otros platos similares preparados con carne, además muy prácticas. En un momento se pueden preparar gran cantidad a la vez y se conservan bien varios días en la nevera. Como sucede en muchas elaboraciones de este tipo, descubrirás que al día siguiente están todavía mejor.

Leave a Reply