Entrantes y tapas

Albóndigas de zanahoria y manzana

Las albóndigas pueden ser de muchas formas, hoy las hacemos con verdura y fruta. Espero que te gusten, a mi me sorprendieron y la verdad, me encantaron. Personalmente prefiero las recetas rápidas porque te animan a cocinar más en casa. También te dejan más tiempo para  hacer otros platos diferentes con los que sorprender a tus amigos o familiares. Las albóndigas de hoy son rápidas de hacer si te organizas un poco y pones a precalentar el horno a 150-180 grados.

Además de zanahoria y manzana necesitarás unos guisantes secos, almendras, semillas de lino, canela, ciruelas pasas y un poco de ralladura de piel de naranja. Estos ingredientes son muy saludables y fáciles de encontrar. También te propongo unas semillas de cardamomo para darle un toque ligeramente picante y muy estimulante al plato, si no las encuentras puedes utilizar pimienta negra. En lugar de utilizar una harina refinada preparamos una casera, con el sabor de las almendras y los guisantes. Para moler puedes utilizar un molinillo de café, el aparato es realmente práctico en cocina aunque no tomes café como es mi caso. Te puede servir para preparar harinas caseras o moler las semillas de lino.

Para facilitar la explicación nos vamos a centrar en la elaboración de las albóndigas. Las puedes acompañar de muchas formas, según el gusto de cada uno. En este caso le he añadido una simple salsa de soja pero puedes utilizar tu salsa preferida. También puedes acompañar el plato con arroz integral o quinoa. Las albóndigas son así de versátiles, ofrecen muchas posibilidades.

Ingredientes para 8 albóndigas

Para la ralladura

  • 5 o 6 zanahorias. De un tamaño más bien mediano o pequeño.
  • 2 Manzanas. Mejor si son de una variedad más ácida.

Para la harina

  • 100 gr. de guisantes secos.
  • 20 almendras tostadas.

Para el puré

  • 50 gr. de ciruelas pasas sin hueso. Si son biológicas mucho mejor
  • 1 cucharada sopera de semillas de lino.
  • Media cucharadita de canela en polvo.
  • 2 semillas de cardomomo.
  • Ralladura de la piel de una naranja. Intentar que sea biológica y lavarla bien antes.

Elaboración

Lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno a unos 180 grados y podemos empezar:

Paso 1. Ralla la zanahoria y las manzanas

Antes las lavaremos bien y las pelaremos. Ya sabes que la pulpa de manzana rallada se oscurece a los pocos segundos de entrar en contacto con el aire. No hay de qué preocuparse, al final vamos a introducir los ingredientes al horno.

Paso 2. Prepara la harina

Moler los guisantes secos y las almendras. Te debería quedar algo así.

Paso 3. Prepara el puré de ciruelas pasas

Trituramos todos los ingredientes del puré con la ayuda de una batidora y listo.

Paso 4. Forma y hornea las albóndigas

Mezcla bien la ralladura de zanahoria y manzana con la harina y el puré. Con las palmas de la mano dale forma a las albóndigas, de un tamaño algo mayor que una pelota de ping-pong. Colócalas con cuidado sobre una bandeja de horno ligeramente untada con aceite. Hornar unos 20 minutos y después,  con el horno ya apagado deja que prosiga la cocción 15 minutos más. Darles una pequeña vuelta de vez en cuando.

Servir

Las probé con un poco de salsa de soja y me parecieron muy sabrosas pero puedes acompañarlas de otras muchas maneras. También con un poco de lechuga, pepino o arroz integral como decíamos al principio. Una cosa más, si no te las comes todas puedes dejar las que sobren en el frigorífico. Al día siguiente están todavía más buenas, y al siguiente todavía más. Esa fue mi grata experiencia. Cuéntanos la tuya. ¡Que aproveche!.

Leave a Reply